Gobernación de Casanare

[Saltar la barra de navegación de las migas] Usted está aquí: Inicio> Acerca de la Entidad> Secretarías> Secretaría General> Dirección de Talento Humano> Doctrina Administrativa Laboral> Plantas globales y reubicación de empleos Fin barra de navegación de las migas


a a a a
Arial Georgia Tahoma Trebuchet MS Verdana

Contenido

20 de abril de 2010

Plantas globales y reubicación de empleos

Concepto n° 4 traslado vs. Reubicación en una planta global.

El siguiente concepto fue emitido el día 30 de Abril de 2009, ante un requerimiento formal de un funcionario que solicitaba la revocatoria de un traslado.

Para mayor ilustración de las circunstancias que permiten efectuar este tipo de movimientos de personal, específicamente en lo que se refiere a una planta de carácter global, a continuación se exponen algunas consideraciones básicas sobre lo que es este tipo de planta de personal y lo que implica referente al caso que nos ocupa:

La planta de personal es el conjunto de los empleos permanentes requeridos para el cumplimiento de los objetivos y funciones asignadas a una Entidad, identificados y ordenados jerárquicamente y que corresponden al Sistema de nomenclatura, clasificación y remuneración de cargos establecido mediante el Decreto 785 de 2005.

En el caso sub exámine, se presenta una situación que tiene que ver con la reubicación de un empleo por contar la Gobernación de Casanare con una planta de carácter global.

Por tanto, una planta de personal de carácter Global consiste en la relación detallada de los empleos requeridos para el cumplimiento de las funciones de una entidad, sin identificar su ubicación en las unidades o dependencias que hacen parte de la organización interna de la institución.

Con este modelo, el Jefe de la entidad territorial correspondiente, distribuye los empleos en las diferentes dependencias con las que cuenta su estructura orgánica y ubica el personal, de acuerdo con los perfiles requeridos para el ejercicio de las funciones, la organización interna, las necesidades del servicio y los planes, programas y proyectos trazados por la entidad.

Para este caso, en donde a un funcionario público se le reubica su empleo en otra dependencia, no se puede afirmar que va a desempeñar funciones correspondientes a otro empleo de menor jerarquía, o que con su traslado se suplió otro cargo de menor jerarquía, basado en la afirmación de que en una planta global se deben tener en cuenta para realizar los movimientos de personal, el nivel y la jerarquía de los empleos, pues la flexibilidad de la planta global de personal no se predica de la función asignada al empleo sino del número de funcionarios que pueden cumplirla; ya que, en este caso se trata de un empleo de "Profesional Especializado", en donde su función general siempre será la misma, sin interesar la dependencia a la cual pertenezca. En otras palabras, es una contradicción afirmar que en una planta global deben realizarse los traslados de acuerdo a una regla de correspondencia exacta entre los empleos a trasladar en relación con su nivel jerárquico, código y grado; pues las supuestas condiciones a cumplir antes mencionadas serían de una planta jerarquizada y no global.

De esta forma, la planta global, permite que en forma general se determinen los empleos que se requieren en la respectiva entidad, sin que sean designados a una dependencia en particular, lo que posibilita que sean movidos de una unidad administrativa a otra de acuerdo con las necesidades de la entidad, logrando así una administración más ágil y dinámica con una mejor utilización del recurso humano, cumpliendo así con los principios de eficacia y celeridad administrativas (art. 209 C.P.).

Es así como en el caso particular, si se trata de una planta global, es procedente la ubicación del funcionario en una u otra dependencia, sin necesidad de tener que buscar otro empleo de la misma categoría para “reponer” el supuesto vacío dejado por el empleo que fue reubicado.

Concepto N° 5. Reubicación laboral.

Este concepto fue emitido el día 22 de enero de 2009, como contestación a un derecho de petición impetrado por un funcionario de carrera administrativa la Gobernación, quien solicitaba una reubicación de puesto de trabajo.

Del análisis detenido de las normas que regulan esta materia, se puede colegir que, se produce un traslado cuando se provee con un empleado en servicio activo, un cargo vacante en forma definitiva, cuyas funciones son afines al que se desempeña, es de la misma categoría y para el cual se exigen similares requisitos mínimos; por tanto, en este caso particular, no se ha producido un traslado sino una reubicación de puesto de trabajo, lo cual constituye la manera de proceder en estos casos cuando la Planta de Personal de la Entidad es de carácter global como la nuestra, pues esta tiene como fin el de garantizarle a la Administración una mayor capacidad de manejo de su personal, con el objeto de atender las cambiantes necesidades del servicio y de cumplir de manera eficiente con las funciones que le corresponden.

En este punto existiría una tensión entre el interés general (los deberes del Estado) y los derechos de los trabajadores. Sin embargo, no es claro que el establecimiento de una planta global afecte el núcleo esencial de la estabilidad y los derechos de los trabajadores, ya que estos siguen gozando de ellos, pero en una forma tal que se deben armonizar con los intereses de la Administración de elevar la eficiencia y eficacia en la prestación del servicio.

Ahora bien, analizadas las condiciones especiales expuestas en el petitum, y teniendo en cuenta que, la facultad del nominador al realizar los movimientos de personal, a pesar de ser potestativa y discrecional en cuanto a la posibilidad de alterar las condiciones de trabajo del funcionario afectado, es una facultad limitada ante todo por la norma constitucional que exige para el trabajo condiciones dignas y justas en cuanto a que no signifiquen condiciones menos favorables para el empleado en su vida familiar y social como ser humano; por tanto, esta atribución de la Administración para ordenar un movimiento de personal debe tener en cuenta las necesidades del servicio pero además debe siempre observar que esta situación no implique condiciones menos favorables para el empleado.

Se entiende como condiciones menos favorables aquellas circunstancias que afectan al trabajador, la situación de su familia, su propia salud y la de sus allegados, el lugar de trabajo o sus condiciones salariales.

Utilidades

[Ir al inicio de esta página] [Ver en formato amigable para la impresora] [Recomendar esta sección a un amigo]
[Página generada en: 0.120 segundos] [Querys Ejecutados:254] [Querys Cacheados:0]